22 octubre 2012

Nunca es demasiado pronto para comenzar a leerle cuentos a tu bebé

Para cuando tu feto tenga entre 18 y 6 semanas de gestación, su sistema auditivo estará listo para recibir estímulos del exterior. Si le hablas, te escuchará, y también podrá oír lo que está sucediendo a su alrededor (posiblemente oirá los sonidos amortiguados por su vientre). Seguramente la voz de la Mamá será la que podrá escuchar más clara y nítidamente, pero el Bebé también podrá oír la voz de su Papá, de sus hermanos /as, y de otros familiares  y de cualquier persona en términos generales, cada vez que éstos le hablen a su panza. La mayor parte de las veces, las voces que el bebé podrá oír al estar dentro de su vientre tenderán a ser aquellas a las que responderá y con las que se sentirá más vinculado/a y seguro/a una vez que haya nacido. Éste es el momento ideal en el que podrías comenzar a poner en práctica juegos auditivos para el bebé en tu panza. ¿Por qué entonces no leerle  cuentos?
Intenta hablar con el Bebé y estimularlo/a con juegos auditivos y con una temprana introducción de las voces de los diferentes miembros de su familia. Compra libros para leerle al Bebé mientras aún se encuentre en tu vientre o invéntate tú misma los cuentos. Los hermanos mayores del bebé podrían disfrutar al leerle a su futuro hermanito/a un cuento, o al compartir alguna anécdota con él/ella mientras tú les lees un cuento a ambos. El hecho de escuchar sus voces hará que tu Bebé se sienta calmado/a, feliz y protegido/a.
Utilizar música sería otra gran idea. No es necesario comprar un dispositivo de audio elegante y sofisticado, el simple hecho de estar en el cuarto y poner algo de música, o cantarle tú misma, permitirá que tu bebé pueda escucharte y disfrutar de este nuevo estímulo. Se ha demostrado que la música clásica contribuye a acelerar el desarrollo del cerebro; pero exponer al Bebé a diferentes tipos de música y a diferentes sonidos también será ideal para agudizar su sentido auditivo. Escucha tu música favorita, y quizás en el futuro ésta también pase a ser la música favorita de tu bebé.  Cualquier música o sonido que te haga levantarte de la silla o de la cama y bailar un poco le hará liberar endorfinas en su torrente sanguíneo y en el de tu Bebé, y los hará sentir felices y colmados de energía a ambos.
Por otra parte, también podrías intentar exponer al Bebé a diferentes tipos de ruidos: el crujido de un papel, el rebote de una pelota, una tina desagotándose, etc. Compruebe si el Bebé reacciona ante ciertos sonidos que podría considerar nuevos o excitantes.

Nunca es demasiado pronto para comenzar a leerle cuentos a tu bebéSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: