05 septiembre 2012

Contar números en lugar de contar ovejitas para dormir


La graduada en Astrofísica Laura Overdeck, madre de tres hijos y residente en Nueva Jersey, Estados Unidos, les plantea problemas matemáticos a los chicos que, según cuenta, esperan con entusiasmo y resuelven con ahínco los problemas de su libro Bedtime Math, pensado para que los pequeños se duerman.

«Mis padres no tenían ansiedades con las matemáticas y eso me lo transmitieron», dijo a BBC Mundo. «Me gustaban los números, empecé memorizando cuadrados perfectos y haciendo juegos numéricos para entretenerme mentalmente». La primera experiencia que tiene un escolar con las matemáticas son memorización, exámenes y ejercicios. «Esa no es una manera muy divertida de introducir una materia».

A pesar de que los niños se entretienen con las actividades numéricas que les propone Laura, ella afirma que después caen rendidos en la cama. Pero no de aburrimiento dice, pues «Cuando uno se compenetra con los números, la experiencia es relajante. Los números son rítmicos, regulares y predecibles, hay algo reconfortante en eso. La manera tradicional de conciliar el sueño es contando ovejas». Negado para las matemáticas

«En este país no es muy frecuente escuchar a alguien decir que no sabe leer pero sí que no manejan los números bien o que son malos para las matemáticas», expresó a la BBC Sian Beilock, profesora de psicología de la Universidad de Chicago. «Está la idea que uno nace bueno o malo para las matemáticas y se acepta muy fácilmente decir que no se sirve para eso».

Sian Beilock explica las repercusiones de estos prejuicios en su libro Choke (Atasco) en el que describe cómo muchas mujeres se estancan mentalmente bajo presión y tienen un desempeño pobre en disciplinas numéricas por estar conscientes del estereotipo.

«La condición refuerza el concepto erróneo de que no sirven para las matemáticas y se reitera en la transmisión de ansiedades de maestras y profesoras que también pueden sentirse inseguras de sus propias capacidades», afirmó la académica.

Contar números en lugar de contar ovejitas para dormirSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: