05 junio 2010

Agatha Christie. ¿Te gustan las historias de misterio?


No recuerdo a qué edad comencé a leer los libros de Agatha Christie, pero supongo que a los 11 ó 12 años. Los leía en verano, lo mismo que las revistas del Reader's Digest, o los libros de Sherlock Holmes, cuando con mi familia pasábamos entonces largas vacaciones en la playa o en la montaña. Normalmente alquilábamos una casa y muchas veces en las bibliotecas de estas magníficas casas veraniegas también encontraba joyas de la literatura que desaparecían bajo mis ojos voraces. No creo que haya nada más inspirador que revolver en las bibliotecas de otros sobre todo cuando ya conocemos de memoria la propia.

Policíaco/a es una palabra perteneciente a la policía. En el argot literario la novela policíaca es un "conjunto de obras literarias, cinematográficas, televisivas, etc., cuyo tema es la búsqueda del culpable de un delito o de varios delitos".
La novela policíaca es un género literario que nació en el siglo XIX, como resultado de una época eminentemente industrial y urbana. Edgar Allan Poe fue el precursor de este género con sus cuentos protagonizados por el inspector Dupin. Alcanza su máximo auge con la escuela anglosajona, con las novelas de sir Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, y con Gilbert Keith Chesterton, creador del padre Brown, un sacerdote investigador. En Francia tiene su cuna el elegante e inasible Arsenio Lupín, creado por Maurice Leblanc, y los escritores Allain y Souvestre dieron vida a la popular serie Fantomas. El desarrollo de la prensa sensacionalista, particularmente en U.S.A., ha dado mayor difusión al género. Destacan entre los escritores más notables de este género la escritora británica Agatha Christie, Georges Simenon (creador del inspector Maigret), Willian Irish, Chester Himes, Mickey Spillane (creador del detective Mike Hammer), Edgar Wallace, James Hadley Chase, Erle Stanley Gardner, John Le Carré y James Cain. Recientemente la novela policiaca se ha desarrollado intentando dar cabida a motivaciones sociales. Han iniciado un tipo de novela más realista y veraz Raymond Chandler, creador de Philip Marlowe, y Dashiell Hammett. También importantes son las novelas de los franceses Pierre Boileau y Thomas Narcojac, y las de Patricia Highsmith. El género ha atraído también a escritores importantes en otros campos de la narrativa, como el británico Graham Greene, el francés Alain Robbe-Grillet, el español Manuel Vázquez Montalbán (creador de Pepe Carvalho) y los argentinos Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges.

Agatha Christie nació en Inglaterra en el año 1890, concretamente en Torquay. Era la hija menor del matrimonio compuesto por Fred Miller y Clara Boehmer. Ella y sus hermanos tuvieron una feliz y típica infancia británica.

De niña tuvo un carácter tímido y retraído, y rechazaba sus muñecas para jugar con amigos imaginarios. Esto le ayudó mucho para su trabajo como escritora.
Su padre, que vivía de rentas y se pasaba el día jugando a las cartas, murió cuando ella tenía once años, dejando a su mujer e hijos en bancarrota.

Agatha Christie fue una mujer que disfrutó plenamente de la vida, sin seguir los mandatos de la sociedad a pesar de que fue criada bajo las rígidas costumbres victorianas de la época. Se casó por primera vez a los 24 años durante la Primera Guerra Mundial con Archie Christie, un piloto de aviación. Éste fue el padre de su única hija, Rosalind.

Durante la Guerra Mundial trabajó de enfermera voluntaria en un hospital y un día se le ocurrió escribir una historia policial cuya víctima moría envenenada. La novela en cuestión fue "The mysterious affair at Styles", con Hércules Poirot como protagonista. Al acabarla la presentó a la editorial Hodder and Stoughton que la rechazaron de inmediato.
Tras esta negativa prueba suerte en otra editorial: The Bodley Head, que tardó casi dos años en contestarle. En 1920, después de hacerle modificar el capítulo final, le publican el libro. De este libro se vendieron unos 2000 ejemplares, una cifra muy buena para el primer libro de una escritora desconocida. Pero más importante que esto fue que el periódico The Weekly Times compró el manuscrito para publicarlo en entregas. Agatha no veía su futuro en la literatura, pues para ella su familia estaba ante todo, pero la mala situación económica que pasaban su madre y ella le animó a escribir otro libro. A partir de entonces nunca dejaría de escribir. Para hacer su autobiografía tardó unos quince años. Esta obra ayudó mucho para conocerla, pues era una persona muy celosa de su intimidad. Hay un capítulo en su vida muy oscuro del cual ella nunca quiso hablar: cuando murió su madre y su marido le pide el divorcio para irse con su secretaria. Estos dos hechos le produjeron una gran crisis nerviosa que dio lugar a amnesia. En una noche de diciembre del año 1926, teniendo ella 36 años, apareció su coche abandonado cerca de la carretera, pero no había rastro de ella. Sobre este suceso hubo muchas especulaciones, hasta se pensó que era una acción para dar publicidad a la escritora. Lo que es cierto es que once días más tarde apareció en un hotel de la playa registrada con el apellido de la amante de su marido. Al no saber quién era publicó una carta en un periódico para ver si alguien la reconocía, pero como firmó con otro apellido nadie lo hizo. Afortunadamente su familia la encontró y pudo recuperarse de este golpe con tratamiento psiquiátrico.

Separada de su marido y con su hija internada en un colegio, Agatha viajó sola a Bagdad a bordo del Orient Express, tren que le sirvió de inspiración para una de sus novelas más famosas: "Murder on the Orient Express".
En esta época era muy arriesgado que una mujer cruzara sola toda Europa para visitar Oriente. En el transcurso de este viaje conoce a Max Mallowan, un arqueólogo quince años menor que ella con quien se casa a pesar de las críticas. Ella tenía 40 años. A partir de entonces la escritora vive entre Oriente Medio e Inglaterra, siendo el suyo un matrimonio feliz. La última parte de su vida, a pesar de ello, fue triste. Murió en el año 1976. Tenía 85 años y su marido sólo la sobrevive dos años. En 1971 le concedieron el título de Dama del Imperio Británico en reconocimiento de su obra.

La misteriosa desaparición de la escritora en el año 1926 se refleja en un largometraje británico llamado "Agatha", que se basa más en la imaginación de los creadores de la película que en los verdaderos hechos que tuvieron lugar. Los protagonistas de la película fueron lo actriz Vanessa Redgrave, dando vida a la escritora, y los actores Timothy Dalton y Dustin Hoffman como Archie Christie y Wally Stanton, un reportero americano que investiga el suceso, respectivamente. El film fue dirigido en 1979 por Michael Apted (Nell, etc.). Agatha Christie fue una mujer que hizo siempre lo que deseaba y lo que le hacía sentirse feliz. En esto radica el secreto de su gran éxito. Fuente: alacazaba.

Podéis comprar toda suerte de regalos de Agatha Christie en su página oficial.

Agatha Christie. ¿Te gustan las historias de misterio?SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: