24 mayo 2010

¡Que viene el coco!


Esto se usaba antes. Es una cosa muy antigua lo de asustar a los niños con el coco, o con el hombre de la bolsa y demás fantochadas, y hoy día, mal vista. No hay que asustar a los niños: NUNCA hay que asustarlos. Primero porque no se lo tienen merecido por más liantes que sean, y segundo porque luego tienen pesadillas, se angustian, se hacen pipí en la cama...

Pero eso no significa que no les guste escuchar historias de miedo (contadas de tal manera que no lo pasen mal, claro). Hay que saber qué tono usar, cómo bajar la tensión, añadir ooohs y uuuysss, para que vean que va de broma.

No asustaros de la Bruja,
ni del Coco del lugar,
ni asustaros del fantasma,
que sólo quieren jugar.

(Gloria Fuertes, ¿Quién llegó?)

Os dejo un enlace a la página de los asustadores mas famosos, con un apartado especial a los asustadores peninsulares.

¡Que viene el coco!SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: