23 abril 2010

¿Qué es una crisis?


Estamos en plena crisis económica y de valores, todo el mundo lo dice, todo el mundo lo sabe. Sale en la tele, en los periódicos, nos lo dicen los profesores; nuestros padres hablan de la crisis... Pero, ¿qué es una crisis?
Una crisis es un estado transitorio de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente por la incapacidad del individuo (o de los individuos) para abordar dicha situación utilizando los métodos habituales. El resultado puede ser positivo o negativo, nunca se sabe.
Lo cierto es que las crisis nos acompañan a lo largo de toda nuestra vida.
Puede haber crisis de desarrollo, a distintas edades, pero puede haber crisis que devienen de factores externos y no internos de las personas. Es decir, hay crisis que esperamos que sucedan y hay crisis que son impredecibles. Aparecen de repente y nos toman por sorpresa. No siempre tenemos a mano instrumentos para manejarlas y pueden representar un verdadero problema.
Este tipo de crisis "por sopresa" suelen caracterizarse por
1) Ser repentinas: aparecen de golpe.
2) Ser inesperadas: nadie puede saber de antemano que van a ocurrir.
3) Ser urgentes: amenazan el bienestar físico o psicológico de las personas.
4) Masivas: afectan a muchas personas al mismo tiempo (por ejemplo, los desastres naturales, las crisis económicas, las crisis de valores...)
Una crisis supone la elevación de la tensión en determinado aspecto, generan "estrés". Por ejemplo, quiebra una empresa; o quiebran muchas empresas; o un país entero se encuentra al borde de la quiebra porque no cuenta con dinero suficiente para hacerse cargo de sus deudas y debe pedir ayuda a otros países o instituciones encargadas de velar por la solvencia económica de los países. Si las formas habituales de enfrentarse a este tipo de problemas no resultan eficaces, la tensión aumenta más y se buscan alternativas. El resultado puede ser positivo o negativo, como hemos dicho antes, aunque normalmente las crisis son cíclicas. Aparecen, nos desconciertan, las resolvemos, y desaparecen hasta que aparece una nueva crisis. En el interín las crisis dejan un rastro de disgustos que nos afectan física, económica o psicológicamente. Una crisis económica puede suponer la pérdida del empleo, la imposibilidad de pagar nuestras deudas (por ejemplo, si estábamos comprando una casa o un coche, a crédito, si no conseguimos pagar puntualmente la cuota mensual que eso supone, nos los quitarán).
Lo importante ante situaciones de crisis, es no negarlas. Lo mejor es asumir que estamos atravesando la crisis y buscar la mejor forma de enfrentarla.
Para saber más, clicad en filoempresa.

¿Qué es una crisis?SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: