20 marzo 2010

Diario de un pringao: El diario de Greg


Para quien no lo haya leído, ya van por el número 3 y es MUUUUY recomendable. Mi hija sigue y sigue y ya comenzó a escribir su propio diario. Sinopsis: «En primer lugar, quiero dejar una cosa bien clara: esto no es un diario. Ya sé lo que pone en la portada. Mira que cuando Mamá lo fue a comprar le pedí DE MANERA ESPECÍFICA que si compraba una libreta no tuviera el rotulito de diario.»

Greg Heffley tiene 12 años y su madre le compra un diario que abarcará un curso escolar: de septiembre a junio. Conoceremos a Greg a través de las hilarantes y enternecedoras desventuras que narra e ilustra en su libreta. Estamos ante un retrato cómico de la vida, la voz y las costumbres de los niños preadolescentes. Este debut hará a todo el mundo troncharse de risa.

Reseña: Primero de todo, lo admito: me sentí identificado con el protagonista al ver el libro, y sobre todo, al leer la sinopsis lateral. Por aquél entonces era un chico de, creo que de 14 años ya, que no soportaba a mis compañeros de clase, tenía ansias de superación y el instituto era como una cárcel, igual que podemos ver a Greg en esta imágen:


Siendo sinceros, sigo igual salvo que los cretinos han disminuido y 4º de ESO ya no es tan pan comido como lo era 2º.
¿A dónde pretendo llegar después de todo esto? A que desde el principio sentí afinidad hacia Greg Heffley, a de más de que todo lo que decía, era lo más cierto del mundo. Recuerdo, por ejemplo, cuando Greg explica que antes las chicas iban detrás de los chicos más rápidos de la clase, pero que desde hace poco los rápidos han perdido popularidad y no saben por que. Eso me hizo muchísima gracia xD

Greg refleja con bastante realidad y de forma hilarante (tanto que parece que lo cuente un niño de doce años de verdad) como han cambiado las cosas, y como van cambiando, desde su entrada al instituto (bueno, lo que sería el principio de instituto para nosotros). Y eso hace que muchos de nosotros, sobre todo si leyésemos este libro a la edad de 12-13 años, nos sintamos muy identificados con Greg como me sentí yo. Aunque, si lo leemos con más edad, seguramente también nos haga mucha gracia al vernos reflejados en lo que nos pasó en el pasado y lo que le está pasando a Greg. No obstante, no todos los chistes tienen que ver con temas de la edad ni del instituto, si no también con la vida cotidiana del muchacho, y son, a veces, las más desternillantes. Ya os digo, que de todo lo que yo recuerdo, la función teatral es lo más gracioso del libro.

Esto así tan bonito lo copié de http://lectorjuvenilempedernido.blogspot.com/2009/11/resena-diario-de-greg-un-pringao-total.html. No dejen de leer lo que falta en este blog por favor. (El autor de la página me va a matar, ¡¡pero no pude contenerme!!)

Diario de un pringao: El diario de GregSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: