09 enero 2010

Hablar con tus hijos sobre cuestiones delicadas


No hay ningún tema que sea tabú a la hora de hablar con nuestros hijos. Tarde o temprano, ellos nos preguntarán sobre todas las cuestiones que nosotros consideramos "delicadas". Y debemos estar preparados, no importa la edad que tengan, para contestar de acuerdo con la misma. No podemos responder de igual manera a un niño de tres años que a uno de seis o de diez. La cuestión es cómo elegir las palabras. Qué gestos hacer para que lo que explicamos se vuelva comprensible y aclare las dudas de nuestros hijos sin que sientan que les escatimamos información. Porque nunca hasta que sean mayores podremos darles TODA la información. Se trata siempre de graduar la cantidad de información que damos. A veces podemos recurrir a un diálogo, es decir, responder con preguntas, hasta que e niño se sienta satisfecho con sus propios razonaminetos. A veces una sola frase basta. Lo que no debemos hacer es ponernos a la denesiva, sentirnos ansiosos,. Deberemos siempre comportarnos con naturalidad y abordar los temas con tranquilidad. Nunca decir lo que no queremos decir, pero tampoco dejar al niño en ascuas. Lo mejor es simplificar al máximo lo que en realidad es muy complejo. Sin mentir, pero buscando las "figuras" que más se aproximen a la edad del niño para que desde su punto de vista nuestra conversación les resulte clara y suficiente.

Si necesitáis bibliografía os recomiendo Tiene el niño derecho a saberlo todo, de Françoise Doltó, editorial Paidós.

Hablar con tus hijos sobre cuestiones delicadasSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: