22 diciembre 2009

Películas para niños pianistas









Amadeus: La película cuenta la vida de Wolfgang Amadeus Mozart narrada por su rival, Antonio Salieri. El film comienza cuando el ya anciano Salieri intenta suicidarse mientras grita que fue él quien asesinó a Mozart. Sus criados, tras derribar por la fuerza la puerta tras la cual Salieri se intentaba suicidar, lo llevan a un manicomio en donde, ante la gran posibilidad de que vuelva a intentar suicidarse, se decide llamar a un sacerdote, llamado Vogler. El padre Vogler pronuncia una frase conocida y usada hasta hoy por los religiosos: «Todos los hombres son iguales ante los ojos de Dios», la cual resulta indignante para los oídos de Salieri, quien responde sarcástico: «¿Lo son...?». Salieri decide, a raíz de esta frase, contarle su historia. Salieri, de adolescente, había hecho un pacto con Dios, a quien le entregaría su castidad y laboriosidad a cambio de hacerlo un músico tan famoso y brillante como Mozart, que era su ídolo. Años más tarde, Salieri se convierte en el maestro de cámara del Emperador José II de Habsburgo, donde Salieri confiesa que era un modelo de virtud, de generosidad y un gran ejemplo para todos, que todos lo tenían en estima y el mismo Salieri se quería...Hasta que él llegó. De pronto el Emperador planea reunirse con sus músicos para encargarle a Mozart su futura ópera "Rapto en el Serrallo". Salieri, ansioso, conoce por fin a Mozart. Horrorizado, descubre que no es un gran hombre tocado por Dios, sino un hombrecillo infantil, sin modales, atontado y soñador que, sin embargo, es el más grande genio que la música dio jamás: "la encarnación misma de Dios". Salieri, siempre fiel y entregado a Dios, intenta con todas sus fuerzas aceptar al joven genio, tratando de descubrir cuál es la voluntad de Dios. Pero a pesar de sus fervientes rezos para desechar de su mente los pensamientos contra Mozart, éste sigue haciéndole ver en cara el divino talento que posee. La mente de Salieri empieza a torcerse, llena de envidia, y toma aquello como un auténtico reto que Dios mismo le ha mandado: Mozart nació para enseñarle a Salieri que el genio no es resultado ni de la castidad, ni de los rezos, ni del espíritu religioso o de la inspiración, sino que es genio quien Dios decide que lo sea (una lección de humildad). La guerra se inicia en ese preciso instante: Salieri destruirá ahora a la creación de Dios: Wolfgang Amadeus Mozart, el amado por Dios («Amadeus»), y no descansará hasta borrarlo de la faz de la tierra.

Tal guerra entre Dios y Salieri toma pues a Mozart como su campo de batalla. Luego de haber decidido la destrucción de Mozart para vengarse de Dios, Salieri se encarga de convertir la vida de aquél en un infierno, arrebatándole el cargo de profesor de la sobrina de José II, puesto tan desesperadamente necesitado por Mozart debido a su pobreza, calumniando frente al Emperador su gran ópera cómica Las bodas de Fígaro, con tal de hacerle caer. Pero a pesar de todos sus intentos por destruirle, Salieri ve horrorizado cómo parecen ir en favor de su joven enemigo, y como una tenebrosa ironía, lo que parece de Dios un ataque contra Salieri despedaza también a Mozart. Dios riéndose de Salieri en su rostro, destruyendo a su amado mientras Salieri se destruye a sí mismo.

Aunque el principio del fin para Mozart fue la muerte de su padre, Salieri ve esto como una terrible ventaja para vengarse de Dios de una vez por todas, y, en secreto, se disfraza de negro, con un traje que una vez Leopold había usado estando con su hijo. Esto atormenta a Mozart de una forma inimaginable, pues ve a su propio padre en quien le encarga que escriba la misa de Réquiem.

A lo largo de la película hay regresiones hacia el presente, con el viejo Salieri narrando la historia al padre Vogler, en la que Salieri admite, con dolor, cómo llegó a alcanzar el punto más infame de la envidia: encargar a Mozart una gran misa de muertos, para luego asesinarlo y robarle la obra, que vería la luz en el propio funeral.

Mozart comienza un doloroso camino de autodegradación y enfermedad que lentamente le llevan a la convalecencia final.

La noche del 4 de diciembre, mientras participa en la ejecución de la Flauta Mágica, Mozart se desmaya y queda inconsciente. Es entonces cuando Salieri lo lleva casa y convence a Mozart de que lo deje terminar con él la Misa de Réquiem. La escena del dictado del Confutatis nos hace entender cómo durante todo este tiempo, a pesar de odiarlo con toda el alma, Salieri había sabido que Mozart era el más grandioso compositor jamás visto. La película acaba con el frío entierro de Mozart en una fosa común y con el viejo Salieri, frente al ahora abrumado padre Vogler, comentando que fue Dios el que destruyó a ambos: a Mozart le arrebató la vida de manera horriblemente temprana, con el fin de dejar a Salieri vivir para atormentarle con la realidad: su música cae lentamente en el olvido mientras la de Mozart es jubilosamente reconocida, y el viejo Salieri autodenominándose el "Santo Patrón de los Mediocres".

Shine: Basada en hechos reales, narra la historia de David Helfgott, un brillante y virtuoso pianista australiano a quien la insorpotable presión paterna le traumatizó hasta el punto de alcanzar estados de demencia y sufrir internamiento en un asilo.

The legend of 1900: La entrada del siglo XX genera grandes expectativas e ilusiones, y emigraciones masivas a Estados Unidos a bordo de los elegantes trasatlánticos. Dany, el maquinista de uno de esos barcos - el Virginia -, se encuentra a un niño abandona sobre un piano y decide adoptarlo, bautizándole como Mil Novecientos. El barco se convierte en su fortaleza y su hogar, y los pasajeros en sus ventanas al mundo. Tras la muerte de Dany, Mil Novecientos se ocupa de las bodegas hasta que, casualmente, alguien de la tripulación descubre su innato talento con el piano. A través de la música, este inusual personaje muestra al mundo lo que siente dentro de su reducido mundo, que no se atreve a abandonar.

El piansita: Wladyslaw Szpilman, un brillante pianista polaco y judío, escapa de la deportación tras la invasión de Polonia por las tropas alemanas al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Obligado a vivir con su familia en el corazón del ghetto de Varsovia, comparte el sufrimiento, la humillación y los esfuerzos por sobrevivir.

Películas para niños pianistasSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: