23 noviembre 2009

Animación a la lectura: Instituto Goethe, Madrid

Tal y como demuestran las conclusiones de una reciente investigación, escoger un libro sólo por el placer de la lectura no es una cuestión evidente para todo el mundo. A menudo falta el impulso necesario dentro de la propia casa familiar. Es necesario fomentar el gusto por la lectura desde la niñez. Existen numerosos proyectos alemanes cuyo objetivo es formar entusiastas lectores.

Según los resultados arrojados por el estudio Lectura en Alemania 2008 llevado a cabo por la Fundación Lectura (Stiftung Lesen), una de cada cuatro personas en Alemania pasa toda su vida sin leer un libro. “Estas cifras deben atribuirse en gran parte al hecho de que en el hogar familiar falta el hábito y el estímulo lector para los niños “, afirma el investigador pedagogo Wilfried Bos, del Instituto para la Investigación del Desarrollo Escolar (Institut für Schulentwicklungsforschung, IFS) en la Universidad Técnica de Dortmund. Como director científico designado por la Conferencia de Ministros de Educación y Cultura de los Estados Federados (Kultusministerkonferenz), el Profesor Bos ha llevado a cabo en Alemania la reciente “Investigación Internacional de la Lectura en la Escuela Primaria” (Internationale Grundschul-Lese-Untersuchung, IGLU), cuyos resultados fueron publicados en diciembre de 2008.

Los chicos no leen menos que las chicas

Bildungsforscher Prof. Dr. Wilfried Bos; © Prof. Dr. Wilfried Bos La investigación comparada entre los estados federados de Alemania de IGLU sitúa al estado de Turingia el primero en la lista seguido a corta distancia por Baviera, mientras que Berlín, Hamburgo y Bremen se colocan en los últimos puestos. Se observa claramente que también dentro de cada uno de los estados federados existen marcadas desigualdades entre las competencias lectoras de los alumnos de cuarto curso (10 años de edad). “El estudio de IGLU demuestra que las destrezas lectoras en los niños pertenecientes a un estrato social con un bajo nivel educativo o con antecedentes migratorios disminuyen paulatinamente”, afirma Wilfried Bos. En cambio, en contra de lo habitualmente proclamado, la disimilitud entre géneros es casi imperceptible. “En una escala de 700 puntos, las chicas se sitúan sólo 7 puntos por encima de los chicos” aclara el investigador. “Esta escasa diferencia es prácticamente irrelevante”.

A pesar de que los resultados conseguidos por los escolares de 2008 son ligeramente mejores que los de sus homólogos en un estudio previo llevado a cabo hace 7 años, la investigación de IGLU pone una vez más de manifiesto la importancia de la promoción de la lectura. A fin de cuentas, leer es una de las competencias clave para el acceso a la educación y a la participación en la vida social. Por esta razón se desarrollan cada año en todo el territorio federal alemán incontables proyectos con el objetivo de ayudar a descubrir la fascinación por la lectura: el portal de Internet “Lectura en Alemania” ofrece una visión global acerca de estas iniciativas, asi como las sesiones de lectura en voz alta que lleva a cabo la asociación “Alemania lee en voz alta” (“Deutschland liest vor”) o la campaña “Periódicos en el Colegio” y otros programas especiales de promoción a la lectura para niños inmigrantes y niños analfabetos.

¿Qué mascota tiene el escritor?

El Círculo Friedrich-Bödecker, en la mayoría de los casos en colaboración y de acuerdo con las escuelas, ofrece anualmente alrededor de 6.000 lecturas de autor en toda Alemania, donde los niños pueden conocer personalmente a los “inventores” de historias. “A través de estas experiencias se despierta la curiosidad de los participantes motivándoles a continuar con la lectura del libro por sí mismos”, así explica Udo von Alten, director general del Círculo, el principio detrás de esta iniciativa. Durante las dos horas lectivas en las que se desarrolla el taller, el escritor se percibe como una “persona real” y los escolares tienen la oportunidad de plantear toda clase de cuestiones. Los niños suben sus brazos en alto, deseosos de preguntar. “A menudo sienten curiosidad por saber cómo el autor tropieza con la idea que le lleva a crear una historia”, cuenta Udo von Alten. En otras muchas ocasiones las preguntas giran en torno a qué edad tiene el escritor, cuánto gana o cuál es su animal de compañía.

“A través del conocimiento personal del escritor se origina la motivación por la lectura”, asegura von Alten. Mediante esta experiencia los niños perciben la lectura cómo algo divertido y no solamente cómo una tarea que tiene que ver con la escuela, el estudio o el trabajo. En el año 2009 el Círculo Friedrich-Bödecker ofrecerá en colaboración con sus 15 asociaciones estatales más de un millar de este tipo de lecturas.

Leer es divertido

Ein Geschenkbuch gibt es zum Welttag des Buches; © Stiftung Lesen Existen también muchas otras organizaciones que buscan trasmitir a los niños el entusiasmo por la lectura. “¡Quién lee, gana!” se llama la competición de promoción de la lectura desarrollado bajo el auspicio de la Ministra de Familia Ursula von der Leyen. Niños de toda Alemania pueden competir en este concurso de literatura respondiendo a cuestiones acerca de libros juveniles en general y en especial, sobre aquellos actualmente nominados al Premio Alemán de Literatura Juvenil. “¡Quién lee, gana!”, organizado entre otros por la “Asociación Alemana de Bibliotecas” (Deutscher Bibliotheksverband) y el “Grupo de Trabajo de Literatura Juvenil” (Arbeitskreis für Jugendliteratur), cumplió su edición número cien en 2008.

También el Concurso anual de Lectura en Voz Alta organizado por la “Asociación de las Librerías Alemanas” (Börsenverein des Deutschen Buchhandels) celebra su aniversario durante el año 2009, llevándose a cabo por quincuagésima ocasión. Tras numerosas fases preliminares realizadas en las escuelas, regiones, distritos y estados federales, durante tres días en junio de 2009 tiene lugar la gran final bajo el patrocinio del Presidente de la República Federal. Desde 1959 son ya más de 15 millones de escolares los que han participado en esta competición, en la que toman parte cada año aproximadamente 700.000 alumnos procedentes de unos 7.500 colegios. Antes del concurso, los estudiantes seleccionan y preparan los textos. “Los textos se preparan y leen en clase”, aclara Julia Piaseczny de la Asociación de las Librerías Alemanas. “De este modo, no sólo los niños que concursan como lectores tienen un papel activo, sino también el resto alumnos”.

Historias como regalo

La “Fundación Lectura” desarrolla alrededor de 40 proyectos de promoción a la lectura. Entre estos se incluyen: padrinos de lectura en voz alta, un paquete de iniciación a la lectura para principiantes y clubs de lectura infantiles. Cada año el 23 de abril, Día mundial del Libro, la “Fundación Lectura” distribuye cerca de un millón de ejemplares del libro “Te regalo una historia” (Ich schenke dir eine Geschichte), en cooperación con la Asociación de las Librerías Alemanas y otros socios. “Te regalo una historia” se compone de textos de famosos autores juveniles e infantiles.

En noviembre se celebra el Día Nacional de la Lectura, en el que una vez más miles de lectores, entre los que se cuentan también algunas celebridades, son recibidos con entusiasmo por sus jóvenes oyentes. Como puede observarse, son numerosas las organizaciones que trabajan mano a mano para hacer de Alemania un país cada día más lector.

Irina Fernandes trabaja como periodista independiente para „WDR-Wissensportal“, „Ruhr Nachrichten“ y „Westfalenspiegel“ en Dortmund, entre otros.Traducción: Goethe-Institut MadridCopyright: Goethe-Institut e. V., Online-Redaktion
Febrero 2009

Animación a la lectura: Instituto Goethe, MadridSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: