23 noviembre 2009

Ágora, de Amenabar


La historia de Hipatia de Alejandría es una maravillosa historia muy bien recreada por Amenábar, que tuvo lugar en la antigua ciudad egipcia, centro de cultura y de luchas ideológicas y políticas entre facciones de cristianos, paganos y judíos, en los siglos IV y V d.C.
No es en absoluto un film maniqueo, como oí decir por algún sitio. Los hechos son relatados con respeto a la muy premusible realidad. Nadie sale ni mejor ni peor parado de lo que, dadas las circunstancias, probablemente ocurriera en Alejandría en tiempos de Hipatia, la filósofa.
El final no es precisamente feliz, pero es que el final de Hipatia fue trágico. Después de años de enseñar filosofía y matemáticas a sus discípulos cristianos, y también paganos, Hipatia murió a manos de una horda de cristianos enfurecidos, seguramente alentado por las autoridades cristianas de la época, concretamente Cirilo, que más adelante sería santificado. Presionada para que aceptase bautizarse, Hipatia, fiel a sus convicciones, se rehusó, y fue acusada, ya entonces, de brujería.
Para aquellos que se apasionan como yo por los albores de la historia, esta película es un placer recomendable. Para niños y grandes.

Ágora, de AmenabarSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: