01 octubre 2009

Un telescopio para niños


Hace 15 años, un maestro pidió a la NASA que le permitiese usar, con fines educativos, un radiotelescopio que quedaba fuera de servicio. Hoy en día, niños de todo el mundo pueden utilizarlo para dar seguimiento a misiones espaciales genuinas.

Septiembre 21, 2009:
Mediante un colosal radiotelescopio situado en el Desierto de Mojave, un grupo de niños en edad escolar, de distintos lugares del mundo, está ayudando a la NASA a dar seguimiento a la nave espacial LCROSS (Lunar Crater Observation and Sensing Satellite o Satélite de Observación y Detección de Cráteres Lunares, en idioma español), conforme ésta se posiciona para estrellarse contra la Luna.

El próximo 9 de octubre, la sonda LCROSS se hará pedazos en la absoluta oscuridad de un cráter localizado cerca del polo sur de la Luna, y lo hará con el propósito de encontrar agua. Los entusiasmados niños mantienen fija su atención en la señal de la nave LCROSS tal como si estuviesen viendo un videojuego y proporcionan a la NASA datos valiosos sobre el funcionamiento y el estado de la sonda espacial.

Los estudiantes, que provienen de 283 escuelas de distintas partes del mundo, se encuentran participando en el proyecto del Radiotelescopio de Goldstone Apple Valley (Goldstone Apple Valley Radio Telescope o GAVRT, en idioma inglés), el cual es un proyecto conjunto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y el Centro Lewis para la Investigación Educativa (Lewis Center for Educational Research, en idioma inglés). Los niños y niñas que participan en este proyecto controlan el gigantesco telescopio a través de Internet y han aprendido cómo hacer radioastronomía como si fuesen científicos profesionales.

Sigue leyendo la historia desde aquí.

Un telescopio para niñosSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: