01 octubre 2009

Herman Hesse, una biografía


Dejando a un lado los libros de hadas que leí en mi infancia, y los de aventuras y "mujercitas" o niñas recluidas en orfanatos... no hay muchos autores que hayan influido en mi manera de ver la vida, a pesar de haber leído mucho, muchísimo. Pero hoy quiero hablar solo de uno de ellos, de Herman Hesse, que fue uno de los primeros autores "para mayores" que leí cuando tenía la edad de mi hija... Demián, El lobo estepario, Siddartha, El camino difícil, y quizás sobre todo, a esa edad, Narciso y Goldmundo.

Estaba de vacaciones en la playa, en una casa muy bonita con patio y jardín cuando cogí este libro, Narciso y Goldmundo, y me quedé toda la noche sin dormir. Confieso que ya lo había comenzado a leer unos meses antes y que, por algún motivo, lo dejé. Pero esta vez, no pude cerrar ojo. De madrugada estaba completamente despabilada y me sentía como en las nubes. Aquello había sido una experiencia de una belleza única.

Puede parecer a los padres que la literatura de Hesse no es exactamente apropiada para los niños, o para los preadolescentes. Sin embargo, en mi opinión, cada niño sabe si está o no en condiciones de leer uno u otro libro. La primera vez que empecé a leer Narciso y Goldmundo, no estaba preparada. Tuvieron que pasar algunos meses, quizás un año, para que yo retomara su lectura.

La biografía de Hesse está igualmente impregnada de episodios y avatares no del todo "aptos" para niños. Pero la vida de los grandes hombres y mujeres suelen estar signadas por el dolor, la rebeldía y la incomprensión. Esto no significa que nadie deba seguir su ejemplo, pero sí apreciar el valor del trabajo bien hecho en circunstancias muchas veces penosas.

Poeta, novelista y pintor alemán, nacionalizado suizo, a su muerte, se convirtió en una figura de culto en el mundo occidental en general.

Fue de los escritores más representativos de Europa, continuador de la línea del romanticismo alemán e intérprete al mismo tiempo de los problemas de la sociedad moderna.

Nació el 2 de julio de 1877 en Calw, localidad ubicada en Baden-Wurtemberg, Alemania, donde transcurrieron los tres primeros años de su vida (hasta 1880) y tres años de colegio (1886 a 1889). Su familia era fuertemente religiosa. Sus padres, Verlasgverein Johannes Hesse y Maria Gundert, eran misioneros pietistas.

Después de vivir en la ciudad suiza de Basilea, en donde su padre fue destinado como predicador, Hesse regresó a Calw, donde su ascendencia espiritual le llevaría a ingresar al seminario de Maulbronn a la edad de catorce años. Pero su espíritu rebelde le hacía tener enfrentamientos constantes con la disciplina de los centros escolares, de donde fue expulsado en variadas ocasiones. Su rebeldía contra la educación formal la expresó en la novela Bajo la rueda (1906).

Su padre le envió entonces a la residencia del pastor y exorcista protestante Cristoph Blumhardt en Bad Bol, para que pudiera aplacar el agitado comportamiento de su "hechizado" hijo. Allí sufrió un desengaño amoroso con la hija del sacerdote, que le llevó a un intento de suicidio, a causa del cual fue internado en el psiquiátrico de Stetten.

Posteriormente viajó por Italia, intentando recopilar datos para redactar biografías de San Francisco de Asís y Giovanni Bocaccio.

Cumplió su educación básica en 1893. Intentó entonces aprender el oficio de librero, luego el de mecánico relojero, y finalmente, otra vez, el de librero. En 1895 comenzó a trabajar en su oficio en una librería de Tübingen (o Tubinga) especializada en teología, filología y leyes. Con escaso interés por el contacto social, Hesse pasaría su tiempo libre leyendo y escribiendo para periódicos locales, publicando su primer poema a finales de 1896.

De joven se dedicó también al periodismo por libre, lo que le inspiró su primera novela, en parte autobiográfica, Peter Camenzind (1904), la historia de un escritor bohemio que rechaza a la sociedad para acabar llevando una existencia de vagabundo. Después del éxito de Peter Camenzind (1904) se instaló a orillas del lago de Constanza dedicándose a la literatura. En 1911 viajó a la India, más tarde se fue a vivir a Berna y finalmente a Montagnola, cerca de Lugano.

Peter Camenzind (1904) puede ser considerada un arquetipo del género conocido como "novela de formación", de escritura reflexiva y melancólica, sobre un joven que llega del campo a la ciudad para acabar huyendo de la cultura urbana y regresar a la naturaleza y la vida sencilla. En esa misma línea, Bajo la rueda (1906) expresa la rebelión contra la autoridad.

Pero el título que marca el paso del ecuador dentro de la obra de Hesse es sin duda Demian (1919), cuyas primeras ediciones se publicaron bajo el seudónimo de Emil Sinclair y con el significativo subtítulo "Una historia de juventud". Escrita en medio de una profunda depresión, la novela es sin embargo un canto a la amistad, al arte y a la vida. Siddharta (1922), diametralmente distinta, recoge la experiencia del autor en la India y se convertiría, una generación más tarde, en el libro de cabecera de los primeros "hippies", difusores en occidente de la cultura budista.

Un fuerte giro a su vida sucedió tras algunos problemas con sus críticas a la Primera Guerra Mundial en 1914. Demonizado por la prensa y abandonado por sus amigos tras la publicación de un ensayo en el que pedía a Alemania que no cayera en el nacionalismo, se encontró en medio de un conflicto político que junto con su fracaso matrimonial y la muerte de su padre acabó por llevarle en 1919 a Montagnola, Suiza, nacionalidad que adquirió en 1921.

La desesperanza y la desilusión que le produjeron la guerra y una serie de tragedias domésticas, y sus intentos por encontrar soluciones, se convirtieron en el asunto de su posterior obra novelística. Sus escritos se fueron enfocando hacia la búsqueda espiritual de nuevos objetivos y valores que sustituyeran a los tradicionales, que ya no le eran válidos.

Demian (1919) estaba fuertemente influenciada por la obra del psiquiatra suizo Carl Jung, al que Hesse descubrió en el curso de su propio (breve) psicoanálisis. El tratamiento que el libro da a la dualidad simbólica entre Demian, el personaje de sueño, y su homólogo en la vida real, Sinclair, despertó un enorme interés entre los intelectuales europeos coetáneos.

Siddharta (1922) refleja el interés de Hesse por el misticismo oriental —el resultado de su viaje a la India—; es una lírica novela corta de la relación entre un padre y un hijo, basada en la vida del joven Buda.

El lobo estepario (1927) es quizás la novela más innovadora de Hesse. La doble naturaleza del artista-héroe —humana y licantrópica— le lleva a un laberinto de experiencias llenas de pesadillas; así, la obra simboliza la escisión entre la individualidad rebelde y las convenciones burguesas, al igual que su obra posterior Narciso y Goldmundo (1930).

En 1943 apareció su obra maestra, El juego de abalorios, novela utópica de carácter alegórico impregnada de una gran pureza de espíritu. Situada en un futuro utópico, es de hecho una resolución de las inquietudes del autor.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el partido nazi lo incluyó en su lista negra.

En 1924, tras divorciarse de Maria Bernoulli, que fue ingresada en un sanatorio mental, se vuelve a casar, ahora con Ruth Wenger, hija de la escritora Lisa Wenger.
Posteriormente, en 1931 contraería matrimonio con la historiadora Ninon Dolbin.

Ya mayor, aceptó el premio Goethe, y el Premio de la Paz, pero no acudió a las respectivas ceremonias.

Fue galardonado con el premio Nobel de Literatura en 1946. Posteriormente publicó colecciones de cuentos, relatos y meditaciones, y en 1952 la edición completa de sus obras.

Murió de una hemorragia cerebral mientras dormía el 9 de agosto de 1962 en Montagnola (Lugano, Suiza) a los 85 años.

Herman Hesse, una biografíaSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: