13 octubre 2009

Convertir un guante en una ardilla











Intentaré traducir con mi mal inglés las instrucciones e esta monísima manualidad de Miyako Kanamori, autora el libro Happy Gloves. Pero creo que mirando atentamente las imágenes os será más fácil ir descubriendo los pasos que si me pongo a traducir.

Lo que antes que nada necesitas es un guante que ande por ahí suelto y sin pareja, preferentemente de lana, y mejor aun si es de color ardilla. Claro. Pero si tienes un guante suelto de lana de color margarita también puedes hacerte una ardilla del color de las margaritas.

Imagen 1: Materiales. Un guante de lana marrón; tijeras, aguja, una cuenta de madera oscura, un limpiapipas cortado en dos, y uno entero; algodón de relleno, hilo grueso o de bordar de color naranja, blanco, marrón, marrón oscuro y negro; rotulador negro para tejidos.

Imagen 2: Marcando, recortando y cosiendo. Das vuelta el guante del revés. Con el rotulador marcas las partes del guante tal y como muestra la imagen y cortas. Le pones un alfiler a cada trozo para que no se te pierdan. Coses cada parte, siempre del revés, con hilo marrón, dejando un borde de unos 3 mm.

Imagen 3: Rellenando. Das vuelta las partes. Curvas los 3 limpiapipas en forma de U. El largo lo insertas en el rabito y los cortos en las piernas. Ahora rellenas todas las partes con el material de relleno salvo las orejas.

Imágenes 4 al 8: Cosiendo. Cose las partes tal y como muestran las imágenes. presta mucha atención para hacerlo correctamente. Finalmente bordas con los hilos de color un hilván en el rabito y coses todas las partes al cuerpo.

Imagen 9. la cara y las patitas. Cose los ojos con hilo negro o marrón oscuro. Cose la cuenta en la nariz. Pliega un poco las patas para que tengan forma de pata.

Toda la información: www.etsy.com

Convertir un guante en una ardillaSocialTwist Tell-a-Friend

2 Deja un comentario:

Esmeralda y Aillen Torres dijo...

Maravilloso!!!, voy a probar a ver si me sale la ardillita. Gracias por compartir.
Un abrazo
Esmeralda

lk dijo...

Gracias, Esmeralda y Aillen por compartir conmigo vuestras impresiones. "Un blog se alimenta de tus comentarios", y es verdad. A veces siento que estoy sola en el aire metiendo material y más material, pero ni una nota, ni un comentario, ¡nada! ¡con lo comunicativa que soy! esta ardilla es una maravilla. ¡ojalá os salga!