18 agosto 2009

Sol Lewitt, juegos abstractos


En una noticia del diario El Mundo, del jueves 12/04/2007, dice:

NUEVA YORK.- El escultor y dibujante estadounidense Sol LeWitt, uno de los máximos exponentes del arte conceptual, murió el 8 de abril a los 78 años en Nueva York a causa del cáncer que padecía. En sus trabajos, el artista jugaba cada vez con diferentes variantes y quitaba así a sus obras el aura de lo único. Nacido el 9 de septiembre de 1928 en Hartford (Connecticut), este artista minimalista y conceptual apostaba por el relativismo. "La idea se convierte en una máquina que hace arte", afirmaba LeWitt como lema de su actividad creadora, que llegó a su fin a su muerte este domingo. Los críticos se burlaban a veces de que el artista viajaba a ver sus exposiciones para enterarse él también de cómo habían quedado sus obras. Lo que ocurría era que muchas veces LeWitt sólo realizaba los bocetos, pero la pieza en sí la elaboraba su equipo de ayudantes. De acuerdo a cómo lo hacían, resultaba una obra distinta. LeWitt comenzó su carrera a principios de los 60, cuando se buscaba crear un "arte nuevo". Este dibujante y grabador se caracterizó por sus estrictas formas geométricas de diversos colores y la creación de cubos de acero o con barras o en forma de jaula. Este fue el tema central de sus primeras exposiciones. A fines de los años 60 se convirtió en un importante representante del arte conceptual, que subraya que la idea, y no su forma física, es lo fundamental. En la obra 'The Location of 6 Geometric Figures' (1975) quería transmitir el centro de sus formas geométricas a través de pensamientos, bocetos y cálculos. La búsqueda de lo absoluto quedaba una vez más en segundo plano frente a la experimentación y el pluralismo. LeWitt desarrolló entonces también una forma particular de murales, que llamó 'Wall Drawings'. El sistema de pintura se fundaba en los colores básicos amarillo, rojo, azul y gris, que eran aplicados de forma directa en la pared con movimientos circulares en capas transparentes. Los dibujos debían ser interpretados no como un cuadro individual, sino como parte de la arquitectura de la sala. Los cuadros de la serie '100 Cubes' (1991), que realizó posteriormente, retoman la idea de lo geométrico pero de forma más delicada que en los murales. Junto con sus cuadros, LeWitt realizó muchas esculturas geométricas de diferentes materiales, como madera, acero o plexiglás. Algunos ejemplos son 'Structures' (1973), una especie de escalera formada por una serie de cubos de madera huecos, hechos sólo de marcos blancos, o '122 Variations of Incomplete Open Cubes' (1974), formada por 122 esculturas de madera pintadas de blanco, combinada con 131 dibujos enmarcados colgados en las paredes.






LeWitt, que vivía alternativamente en Conneticut y en la localidad italiana de Spoleto, experimentó también con litografías y aguafuertes y organizó la venta de libros de arte.
Durante toda su vida se mantuvo fiel al concepto de que, "como con la música", sus diseños podían ser "presentados por el intérprete mejor o peor", sin perder su auténtico carácter.

Para ver más cuadros de Lewitt, clica aquí. Para jugar con sus cuadros, clica aquí.

Sol Lewitt, juegos abstractosSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: