30 agosto 2009

Pasión por las bibliotecas

Siento auténtica pasión por las bibliotecas en general, pero en especial por las bibliotecas públicas. O no en especial. Simplemente me encantan todas las bibliotecas: los anaqueles con los libros, las mesas donde compartes sitio con otros lectores, generalmente estudiantes, el poder llevarte a casa libros sorprendentes... Porque una de las cosas que ofrecen las bibliotecas públicas es una selección de libros que no es fácil encontrar en las librerías. No siempre. En las bibliotecas públicas encuentras libros de viejo, descatalogados hace años, libros que para encontrarlos tendrías que recorrerte toda la ciudad. Y eso es un auténtico tesoro. A la librería pública de mi barrio yo me la conozco casi de memoria. Llevo incluso una agenda en la que apunto los libros que voy sacando para no olvidarme y poder volver a sacarlos si es necesario. ¡Y son muchos!

Pero hay más. Desde setiembre de 2008 hay bibliotecas abiertas también los fines de semana para ofrecer actividades lúdicas para niños y en familia. “Cuentacuentos”, espectáculos de magia, música en directo, títeres, talleres teatrales…

Parte del plan de la Comunidad de Madrid es también el desarrollo de los sistemas de extensión bibliotecaria, entre los que destacan los Bibliobuses, el préstamo colectivo y la telebiblioteca, gracias a la cual la Comunidad hace llegar los libros a domicilios de usuarios con algún tipo de discapacidad que lo soliciten.

Otra de las medidas de extensión bibliotecaria más destacadas es el Préstamo Colectivo. Esta iniciativa, permite que instituciones o asociaciones (hospitales, residencias de la tercera edad, instituciones penitenciarias…) puedan disponer de pequeñas bibliotecas gracias a los préstamos de lotes de libros que se realizan desde la Consejería. También hay instalación de wi-fi para los usuarios, con acceso libre a publicaciones electrónicas o los sistemas de autopréstamo.

Las publicaciones electrónicas incluyen textos, películas, dibujos, sonidos, bases de datos, bases de datos de salud, legislación y enciclopedias especializadas para los estudiantes (Enciclonet, Enciclopedia Planeta, Océano, Globalius…).

Los terminales de autopréstamo permiten a los usuarios llevarse o devolver un libro sin necesidad de ser atendido por una persona, evitando esperar colas innecesarias. Además, los equipos de autopréstamo permiten que el personal de las bibliotecas pueda dedicar más tiempo a la atención personalizada de los usuarios.

En www.madrid.org puedes encontrar la agenda de actividades de la red de bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid.

Fuentes:
www.espormadrid.es
img.papelenblanco.com/2008/11/libreria.jpg

Pasión por las bibliotecasSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: