29 agosto 2009

La montaña mágica, Thomas Mann


La montaña mágica refleja la transición entre dos épocas y recrea el fin de los valores burgueses del siglo XIX. También indaga en las inquietudes sociales y espirituales de su época en un marco narrativo concreto: un sanatorio de tuberculosos donde se reúnen ricos burgueses de toda Europa, y en el que se encuentran dos primos.

He comenzado a leer este abultado libro muchas veces y nunca lo he terminado, sin embargo es uno de mis preferidos. Las pocas páginas que siempre releo, me producen una sensación de suave y tranquilo descanso.

Hans Castorp es un joven de Hamburgo que visita a su primo Joachim, ingresado en un sanatorio para tuberculosos en los Alpes suizos. Hans no da especial importancia al viaje, y tiene cierta urgencia por volver a Hamburgo para, tras sus estudios de ingeniería, incorporarse a su trabajo. Pronto descubrirá que el paso del tiempo tiene en el sanatorio un ritmo particular. Castorp se adapta a las rutinarias costumbres del sanatorio y conoce, a través de su primo, a algunas personas que lo habitan, tanto pacientes como médicos. También presencia ciertas prácticas terapéuticas, realizadas mecánicamente por los pacientes, y siente la necesidad de permanecer distante del extraño y nuevo mundo del sanatorio. Cuando quedan pocos días para partir, Hans se siente constipado y se toma la temperatura. Tiene fiebre, y cuando es examinado por los médicos del sanatorio, dictaminan que tiene una lesión pulmonar propia de la tuberculosis, y prescriben que alargue su estancia para poder curarse. La enfermedad es motivo de reflexión para los personajes, que tienen diferentes puntos de vista sobre ella, y condiciona en cierta medida la pequeña sociedad del sanatorio.


Thomas Mann

La estancia de Hans en el sanatorio se prolonga indefinidamente. Durante sus primeras semanas, Hans estaba muy irritado con una mujer rusa porque cerraba la puerta del comedor con un portazo; con el paso del tiempo, Hans se acaba por enamorar de esta mujer, llamada Clawdia Chauchat, la cual está casada pero vive en el sanatorio sin su marido. Hans se apasiona intensamente por ella y le hace una febril declaración de amor, pero sabe que su relación es imposible porque ella está casada y porque se va a marchar del sanatorio. El protagonista permanece en el sanatorio durante siete años. En tanto tiempo tiene ocasión de conocer gente, vivir experiencias y aprender de algunos personajes, como los mencionados Settembrini y Naphta o el holandés Peeperkorn. Además, la muerte, muy presente en el sanatorio, le hace madurar, especialmente la de su primo Joachim. Por todo ello se considera esta obra como una novela de formación, ya que en ella el personaje realiza todo un proceso de aprendizaje.

Mientras Hans está en el sanatorio, estalla la Primera Guerra Mundial. Hans abandona el lugar donde ha permanecido tanto tiempo y, en un brusco salto, lo vemos en pleno combate. Allí el narrador, haciendo partícipe al lector, se despide de su personaje, en una despedida que lo es también de toda una época que termina con la destrucción propia de la guerra.

Puedes descargar el libro clicando aquí.
Fuente: www.kalipedia.com

La montaña mágica, Thomas MannSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: