22 agosto 2009

Comercio justo


Un productor es aquél que cultiva, produce o fabrica un producto con el fin de venderlo. El consumidor es aquél que compra el producto. El comercio justo pretende que la relación entre ambos sea voluntariamente justa. Esto es, que el consumidor no se guíe solo por lo bajo de los precios y que el productor reciba a cambio de sus productos unas ganancias que le permitan vivir dignamente.

Este tipo de comercio es una iniciativa de distintas organizaciones no gubernamentales (ONGs), las Naciones Unidas, y movimientos políticos y sociales (ecologistas, pacifistas) de todo el mundo que de forma coordinada pretenden que en los países en vías de desarrollo se acabe con la explotación infantil, entre otras cosas. Esto se consigue mediante la formación de cooperativas de productores que funcionan de manera voluntaria y democrática y rechazan cualquier tipo de ayuda o subvención por parte de organizaciones financieras extranjeras o estatales. Es fundamental, para que este tipo de comercio prospere, que exista libertad de comercio, que sean abolidas todas las restricciones a productos procedentes de los países en vías de desarrollo, (materias primas, tecnología, manufacturas) por parte de los países desarrollados. El objetivo es que no existan grandes diferencias entre lo que gasta o invierte el productor en términos de dinero, tiempo y trabajo, y lo que paga el consumidor, evitando en lo posible la intermediación de distribuidores, lo que es clave para evitar la explotación de los trabajadores lo que a su vez da lugar a la conservación de los recursos naturales de los diferentes países productores.

Fuente: es.wikipedia.org

Comercio justoSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: