27 junio 2009

¿¡Somos orangutanes!?


Hace seis millones de años, cuando hombres y monos todavía no habían compartido ni un solo amanecer, un ancestro común bajó de los árboles en la espesa selva africana y se puso en dos patas. A partir de ese crucial momento, toda su descendencia fue marcada a fuego para ocupar un lugar importante en la escala evolutiva. Lo primero que ocurrió fue que se separó en dos grandes ramas (no de árboles precisamente sino evolutivas). Una de ellas fue el comienzo de la gran familia de homínidos que desembocarían en el hombre actual hace aproximadamente 1 millón de años. La otra de las ramas también tuvo su lugar importante en la historia de la vida sobre la Tierra.

Fue el origen de lo que en la actualidad se denominan grandes monos. Es decir, los gorilas, orangutanes y los chimpancés actuales. Entonces, ninguna duda: son nuestros auténticos primos. Venimos del mismo antepasado y de la misma época.
El profesor de antropología en la Escuela de las Artes y las Ciencias de Pittsburgh y presidente de la Academia Mundial de Arte y Ciencia, Jeffrey H. Schwartz, y el director de ciencia en el Museo de Buffalo, John Grehan, llevaron a cabo un análisis detallado de las características físicas de la vida y los fósiles de los simios y sugirieron que los seres humanos y los orangutanes pertenecen a un grupo separado de los chimpancés y los gorilas.

Luego construyeron un escenario de cómo el antepasado común de humanos y orangutanes emigró desde el sureste de Asia -de donde son los orangutanes modernos- hacia otras partes del mundo y se convirtió en una raza de monos ahora extinta y en los primeros seres humanos. El estudio proporciona una prueba más de la relación humanos-orangután que Schwartz propuso por primera vez en su libro 'The Red Ape: Orangutans and Human Origins' ('El simio rojo: los orígenes de orangutanes y humanos').

Además, Schwartz y Grehan analizaron cientos de características físicas citadas como prueba de las relaciones evolutivas entre los seres humanos y otros grandes simios-chimpancés, gorilas y orangutanes. De estas características, el análisis encontró que los seres humanos comparten 28 únicas características físicas con los orangutanes, en comparación con sólo dos características con los chimpancés, siete con los gorilas, y siete con los tres simios (chimpancés, gorilas y orangutanes). Los gorilas y los chimpancés comparten 11 características únicas.

Fuentes:
www.madrimasd.org
www.barrameda.com.ar

¿¡Somos orangutanes!?SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: