19 junio 2009

Huevo va huevo viene


¿Sabes cocinar huevos? Es muy sencillo:

Huevos pasados por agua: Introducirlos en agua hirviendo y dejarlos cocer entre dos y cuatro minutos, según el gusto del comensal. Servir inmediatamente. Para mi, 3 minutos es lo perfecto.

Mollets: Introducirlos en agua hirviendo, y contar desde la recuperación del hervor de cinco a seis minutos. Después del tiempo refrescarlos para cortar la cocción. Golpearlos cuidadosamente y retirarles la cáscara. Dejarlos en un recipiente con un plato boca abajo, con agua fría y sal. Al momento de servirlos calentarlos en el mismo recipiente o traspasarlos a otro con agua caliente. Hay que hacerlos con huevos muy frescos.

Huevos duros: Introducirlos en agua hirviendo y contar desde la recuperación del hervor diez minutos. Refrescarlos y pelarlos. No deben cocer más tiempo ya que la yema empieza a tornarse verde, no es malo pero queda un poco feo.

¿Cómo hacer unos huevos escalfados? Poner a hervir en un recipiente agua con un 10% de vinagre. Es decir, por cada litro de agua le tenéis que poner 1 dl de vinagre. No se le pone sal. Cuando el agua este hirviendo, apegáis el fuego o lo bajáis para que deje de hervir pero que siga caliente, introducís los huevos con la ayuda de un cuenco haciendo un movimiento de elipse con la mano, como si dejaseis algo muy frágil encima del cristal más frágil que os podéis imaginar.

Debéis tenerlos 3 minutos de reloj, sacándolos y refrescándolos con agua fría para romper la cocción y que la yema no se pase. A mi me encantan estos huevos con un buen pisto manchego.

A la poêle. Derretir una pequeña cantidad de mantequilla en una sartén pequeña, cascar uno o dos huevos, sazonar y cuajar bien sobre el fuego o al horno. Hacerles resbalar sobre el plato y colocar la guarnición. Para comer, esta forma es la que más me gusta. Sustituyo a veces la mantequilla por un poco de aceite y echo los huevos a medio calentar.

Fritos o huevos fritos con puntilla, o huevos fritos a la española. Cascar los huevos sobre una sartén con unos 2 cm de aceite muy caliente, dejar que se cuajen y se doren por los bordes. Cuando estén fritos los retiráis con una espumadera y escurrís el aceite.

Huevos al plato. Se untan unos platillos metálicos con mantequilla, se coloca la guarnición y los huevos. Se cuajan ligeramente en una plancha y se terminan en el horno. Resultando blanda la yema. En esta categoría podríamos incluir unos huevos a la cordobesa.

Finalmente, los huevos batidos. Tenemos los huevos revueltos y la tortilla. Los primeros son los que más al gusto se cocinan. Al gusto del cocinero, claro. A mi me gustan hacerlos con un poco de sal y pimienta. Los batimos ligeramente en un cuenco y se cuajan en una sartén. Me gusta añadirles un poco de mantequilla a medio cuajar y un poco de nata. A veces me los como así sobre una tostada de pan o a veces los mezclo con guarniciones distintas.

Y, ¿qué decir en cuanto las tortillas? Ningún secreto hay. Solo la práctica y darle bonita forma. Los ingredientes mil. Desde las omelettes, hasta la tortilla española de patatas.

Fuente: www.directoalpaladar.com

Huevo va huevo vieneSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: