18 febrero 2009

Tomatería, ¡ooohhh, perdón!


Hoy os dejo un poema presentado y seleccionado de Elsa Isabel Bornemann, una famosa escritora argentina, por una amiga mía, Susana, también de Argentina, y de géminis como yo, que tiene un blog muy divertido, Antojolia, además de hacer otras cosas, como enseñar a tejer con una aguja, en el que se pelean todo el rato Don Cuento, con Doña Poesía y de a ratos Doña Fábula, por hacerse un lugarcito (que buena falta nos hacía un poemita, ¿verdad?)

Ahí va.


"Bueno, mis disculpas.
NO, no vengo de la Tomatería, en mi barrio no hay ninguna, fui a la Verdulería, ver el precio me produjo una Tomatitis Aguda y tengo que hacer algo pronto, antes que se agrave.

Al verme tan colorada, el libro de Cuentos le dijo al libro de Poesías:
- No creo que sea día para discutir con ella.
- Nunca nos ponemos de acuerdo, pero esta vez, mejor quedarnos calladitos.

Hice como que no noté nada y con decisión tomé el libro de Poesías.
-La muy pizpireta- masculla don Cuento, poniendo cara de distraído- tan de acuerdo parecía, seguro que pensaba que le tocaba a ella.
-No le voy a dar el gusto, no va a ver mi tapa triste o larga, la de ella está iluminada, seguro que es por una sonrisa inmensa.
- Va a haber tiempo para todos, después... pueden decirnos cuáles les gustaron más.
-Ja, haciéndose el amplio, pero su tapa se ve más opaca, no es bueno disimulando.

Corté la discusión "pensada" entre los dos.
Coloqué en posición cómoda a la "discutidora" Poesía y guardé, después de hacerle una suave caricia sobre el lomo, al libro de Cuentos.

¡Acá está!, a pesar del título, la única manera de matarse es de risa.
¡Qué les divierta!"


SE MATÓ UN TOMATE

¡Ay! ¡Qué disparate!
¡Se mató un Tomate!

¿Quieren que les cuente?
Se arrojó a la fuente

sobre la ensalada
recién preparada...

Su rojo vestido,
todo descosido,

cayó haciendo arrugas
al mar de Lechugas.

Su amigo Zapallo
corrió como un rayo

pidiendo de urgencia
por una asistencia.

Vino el doctor Ajo
y remedios trajo.

Llamó a la carrera
a Sal, la enfermera.

Después de sacarlo
quisieron salvarlo,

pero no hubo caso:
¡Estaba en pedazos!

Preparó el entierro
la agencia "Los Puerros".

Y fue mucha gente...
¿Quieren que les cuente?

Llegó muy doliente
Papa, el presidente

del club de Verduras,
para dar lectura

de un "Verso al Tomate"
(otro disparate),

mientras, de perfil,
el gran Perejil

hablaba bajito
con un Rabanito.

También el Laurel,
(de luna de miel

con Doña Nabiza)
regresó de prisa

en su nuevo yate
para ver al Tomate.

Acaba la historia:
Ocho Zanahorias

y un Alcaucil viejo
formaron cortejo

con diez Berenjenas
de verdes melenas,

sobre una carroza
bordada con rosas.

Choclos musiqueros
con negros sombreros

tocaron violines,
quenas y flautines,

y dos Ajíes sordos
y Espárragos gordos

con negras camisas,
cantaron la misa.

El diario "ESPINACA"
la noticia saca:

-HOY, ¡QUÉ DISPARATE!
¡SE MATÓ UN TOMATE!

Al leer, la Cebolla
lloraba en su olla.

Una Remolacha
se puso borracha.

-¡Me importa un Comino!
dijo Don Pepino...

y no habló la Acelga
(estaba de huelga).

Tomatería, ¡ooohhh, perdón!SocialTwist Tell-a-Friend

4 Deja un comentario:

SUsana dijo...

Hola: Qué bueno es entrar y...
Esta poesía ha hecho las delicias de niños y no tanto. Es una de mis preferidas.
Gracias por bien COMPARTIR.
SUsana

lk dijo...

gracias a ti, susana! yo conozco esta poesía en canción y me gusta mucho.

Gore dijo...

hace mucho que no firmo, lo siento.. solo habia estado leyendo por aca.


oye, Lara ya no siguio escribiendo en su blog?? o esta mal mi feed?? =(


que esten muy bien

lk dijo...

hola gore! lara a veces escribe y a veces está en twenti fotoblogueando con las amigas. no está mal tu feed. besos a tu niño/a y a ti!