02 diciembre 2008

Rapsodas, juglares y trovadores

Antes de que se extendiese el uso de la escritura en Grecia, todos los textos o noticias se divulgaban en forma de recitaciones orales. Por aquellos tiempos existían los rapsodas, poetas o reporteros ambulantes que pregonaban de pueblo en pueblo los hechos más importantes, sucesos del pasado, proezas de los reyes y militares de un país o historias de las diferentes comunidades. No siempre transmitían las cosas como lo hacen los periódicos de hoy, intentando ajustarse a la realidad, sino que más bien embellecían las buenas nuevas hasta convertirlas en verdaderos poemas épicos, poemas de aventuras, o románticos. Se dice que Homero fue uno de ellos. Otros dicen que ningún "Homero" existió en verdad, y que sus poemas épicos fueron el resultado del trabajo de muchos rapsodas a lo largo del tiempo. En cualquier caso, de Homero, sea éste uno o varios, nos han llegado la Ilíada y la Odisea, que fueron transcritas por los mismos griegos una vez adoptaron de los fenicios la escritura.
Para que pudieran recitar estos poemas tan largos, los rapsodas poseían una memoria prodigiosa, pero también poseían técnicas "mnemotécnicas" para poder recordar la ingente cantidad de versos. También había los así llamados aedos que cantaban sus versos acompañados por algún instrumento musical y podían improvisar, cosa que los rapsodas no podían. Los rapsodas transmitían un único texto, siempre igual.
Esta tradición no se perdió y en la Edad Media nos encontramos con juglares y trovadores que cumplían las misma función, a pesar de que ya se usaba la escritura. Pero no todos sabían leer ni escribir ya que los libros no se difundían entre las gentes del pueblo, debido a que aun no existía la imprenta...


Monjas trovadoras

Los juglares eran de origen humilde, cantaban y tocaban algún instrumento en las calles, recitaban poemas o contaban cuentos que no componían ellos mismos. Los juglares eran simplemente intérpretes. Algunos iban y venían de pueblo en pueblo, otros formaban parte de la corte y hacían las veces de bufones, y otros acompañaban a los trovadores en sus largos viajes en sus visitas a la corte de los reyes. Los trovadores sí eran cantautores y poetas, que creaban sus propias composiciones, y su función era la de difundir noticias entre regiones distantes. Solían pertenecer a las clases sociales más altas. Algunos juglares especialmente dotados llegaban a ser trovadores. También existieron mujeres trovadoras. El ser trovador era considerado un prestigio ya que ocasionalmente aconsejaban a los grandes señores y disfrutaban de su confianza. Lo mismo que los rapsodas, los trovadores no podían improvisar. Debían ajustar sus recitaciones a unas reglas fijas y estrictas, y casi todos ellos habían sido formados en gramática, lógica y retórica, y en aritmética, geometría, música y poesía. Los temas que tocaban podían ser amorosos, políticos, morales, literarios, militares, etc.
En la actualidad la tradición trovadoresca continúa entre aquellos cantantes que son también poetas, o poetas que son cantantes.

Fuentes
http://www.ucm.es/info/rapsoda/inhonorem.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Rapsoda
http://es.wikipedia.org/wiki/Juglar
http://es.wikipedia.org/wiki/Trovador

Rapsodas, juglares y trovadoresSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: