01 diciembre 2008

La imprenta de Gutenberg



Una imprenta es cualquier tipo de sistema por el cual aplicando tinta a una pieza se reproduce una imagen o un texto sobre un papel o una tela o cualquier otro material.
Aunque se considera que fue Johannes Gutenberg quien creó la primera verdadera imprenta en Alemania, en el siglo XV, ya mucho antes, los romanos empleaban sellos para imprimir sobre arcilla y, los chinos, que disponían de papel de arroz, crearon un sistema de imprenta con pequeños tipos de madera y porcelana móviles (piezas rectangulares o cuadradas pequeñas, cada una con una letra o carácter tallado en una de sus caras) en los que tallaban sus innumerables caracteres.
En la alta Edad Media se utilizaba en Europa un sistema similar para publicar panfletos publicitarios o políticos, etiquetas, y trabajos de pocas hojas. Se tallaba el texto sobre una tablilla de madera, incluyendo los dibujos, que luego se acoplaba a una mesa de trabajo, también de madera, y se impregnaban de tinta negra, roja, o azul (sólo existían esos colores). Después se aplicaba el papel y con rodillo se fijaba la tinta. El desgaste de la madera era considerable por lo que no se podían hacer muchas copias con el mismo molde. Este tipo de impresión que se usa hasta hoy para hacer obras de arte, recibe el nombre de xilografía.
Hasta 1449 y aun en años posteriores, los libros se difundían en copias manuscritas por copistas que solían ser monjes y frailes dedicados exclusivamente al rezo y a la réplica de ejemplares por encargo del propio clero o de reyes y nobles. A pesar de lo que se cree, no todos los monjes copistas sabían leer y escribir. Realizaban la función de copistas, imitadores de signos que en muchas ocasiones no entendían, lo cual era fundamental para que se les permitiese copiar libros prohibidos que hablasen de medicina interna u otros temas delicados. Las ilustraciones y las letras capitales eran producto decorativo y artístico del propio copista, que decoraba cada ejemplar que realizaba según su gusto o visión. Cada uno de sus trabajos, podía llevarle hasta diez años.
Lo que Gutenberg hizo fue sustituir los tipos de madera que se desgastaban muy pronto por otros que rellenó con hierro y que imitaban las letras de los manuscritos. Como el sistema chino, éste también empleaba tipos móviles, unos 150 tipos, que debían unirse en un soporte que luego se entintaba y se presionaba sobre el papel. En 1450 aproximadamente Gutenberg publica su primera obra, la llamada Biblia de las 42 líneas o de Mazarino, por haberse encontrado el primer ejemplar en la biblioteca de este cardenal. La Biblia se compone de dos volúmenes y las páginas tienen cuarenta y dos líneas -de ahí su nombre-, y dos columnas, y están escritas con letra gótica. Se tiran 150 ejemplares en papel y 50 en pergamino de los que se conservan unas 46 o 47 copias. Es la única obra que se considera completamente suya sin duda, aunque no lleva marca de imprenta, firma ni fecha o lugar de publicación. Se llama incunables (del latín incunabulum, cuna) a todos estos primeros libros impresos en caracteres móviles que imitaban a los antiguos manuscritos.

Fuentes
http://es.wikipedia.org/wiki/Imprenta
http://www.portalplanetasedna.com.ar/la_imprenta.htm
http://www.almendron.com/blog/date/2004/05/27

La imprenta de GutenbergSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario:

ANUNCIOS