03 septiembre 2008

Golpear focas, ¿un nuevo deporte?

Aquí os dejo una noticia que da que pensar (y llorar). Me informó sobre ello, Dreydy. La podéis leer también en http://weblogs.clarin.com/conexiones/archives/001005.html y en http://www.profesionalespcm.org/_php/MuestraArticulo2.php?id=1334.

Guerras religiosas, bombardeos “preventivos”, concentración de la riqueza, miles y miles de chicos que se mueren de hambre. El mundo está tomando, desde hace ya bastante tiempo, una dirección equivocada, de eso no caben dudas. Una muestra más de ello es lo que acaba de permitir el gobierno de Noruega. Ahora los turistas extranjeros pueden ir de vacaciones al norte a matar focas. Todos los años, cuando llega la primavera la administración noruega levanta la veda de la caza de focas. Los “aficionados” salen, palo en mano, a golpear a los animales hasta matarlos. Pero este sanguinario hecho tiene un límite: “sólo” se pueden matar hasta 2.000 animales. Según informa el diario “The Observer” lo novedoso del hecho es que antes esta actividad sólo era permitida a los noruegos, pero ahora la licencia se expandió también a los turistas que visiten el país.

Ni lentos ni perezosos, y aprovechando esta ampliación en los permisos, muchas agencias de turismo ya están ofreciendo en sus paquetes estas cacerías. La página de la agencia “NorSafari” acompaña su promoción con unas fotografías en donde hombres armados con rifles posan para la foto y exhiben sus “trofeos”.

Temerosos de que las crías desamparadas se conviertan en blancos fáciles de los turistas, las organizaciones defensoras de animales de Noruega salieron a repudiar las nuevas licencias. “Matar focas bebés es lo más sencillo que puedes hacer si te satisface el sadismo -dijo Paul Watson, miembro de la Organización Sea Shepherd-, no se le puede llamar deporte a esto”, concluyó. Mientras tanto, los pescadores justifican la matanza argumentando que los animales destruyen sus redes de pesca y las contaminan con parásitos, hecho que no fue comprobado. Encima, cuentan con la complicidad de los ciudadanos noruegos que, en general, se desentienden del asunto. Pero como este controvertido hecho traspasó las fronteras del país, la semana pasada algunos políticos se mostraron alertas ante la posibilidad de que este turismo de caza afecte la imagen del país en el exterior. Será que una imagen vale más que... ¿2.000 focas?

Golpear focas, ¿un nuevo deporte?SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: