04 mayo 2008

Un poco de geografía: el Mar Muerto


Nuestro mundo es un paraíso en el que se puede encontrar de todo, verdaderos tesoros, como por ejemplo éste. El Mar Muerto. El Mar Muerto (o, en hebreo, Yam Ha'Melaj, Mar de la Sal, y en árabe, Al Bahr al Mayyit), es un enorme lago que se encuentra en Oriente Medio, entre Israel , Jordania y Cisjordania. Al este están las laderas del desierto de Judea y al oeste las colinas del Moab. Es el sitio más bajo de la Tierra (su nivel está a unos 450 metros por debajo del nivel del Mar Mediterráneo), y es 10 veces más salado que cualquiera de los océanos y mares del planeta. Mientras que un litro de sal de cualquier mar contiende 35 gramos de sal, en el Mar Muerto puede contener hasta 370. Con tal cantidad de sal no hay pez que quiera vivir en sus aguas. Lo único que queda son algunos microorganismos que apenas sobreviven, de ahí su nombre de "Mar Muerto".
Normalmente los mares contienen aguas saladas mientras que los ríos y los lagos contienen aguas dulces. Pero el Mar Muerto es un sitio peculiar, y como todos los otros sitios peculiares, tales como la Selva Amazónica en Sudamérica, una de las reservas naturales más importantes de la Tierra, es que tiene problemas.
El Mar Muerto solo recibe aguas del Río Jordán. Hasta los años cincuenta, del Jordán al mar Muerto llegaban 1.300 millones de metros cúbicos de agua anuales, mientras que, en la actualidad, sólo llegan entre 70 y 100 millones de metros cúbicos. En 1945 la superficie del Mar Muerto era de 1.025 kilómetros cuadrados mientras que hoy apenas alcanza los 625, y es probable que dentro de unos 100 años su extensión se reduzca a la mitad. A medida que las aguas se van evaporando, su altura va bajando a un ritmo de metro por año.
Los problemas por los que atraviesa el Mar Muerto se deben a varias causas. Tanto Israel como Jordania y Siria, se abastecen de las aguas del Río Jordán, con lo cual la cantidad de agua que recibe el Mar es cada vez menor. Más del 94% del agua que llega naturalmente al Mar Muerto es utilizada para la agricultura y el consumo humano con lo cual también aumenta la concentración de sales. Otra de las causas es que hay una importante industria que se basa en la extracción de minerales con fines terapéuticos y cosméticos, que se consigue con la evaporación de las aguas y, por otro lado, por los mismos motivos cosméticos y terapéuticos, con la explotación turística de la zona, para lo cual se construyen hoteles, centros recreativos y comerciales, casas, que a veces se desmoronan, con el consiguiente deterioro del paisaje y del lugar. Por ejemplo, los muelles a los que antaño se ataban los elementos de remo y las embarcaciones hoy penden del aire o han quedado bien lejos de la costa. El motivo es que el Mar Muerto contiene minerales muy beneficiosos para la salud que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Miles de turistas van cada año al Mar Muerto a relajarse y purificarse en sus aguas en las que se puede literalmente flotar, y eso a pesar de que, habiendo retrocedido la orilla tantos kilómetros, para poder llegar al Mar hay que recorrer grandes extensiones de tierra reseca que en época de lluvias, normalmente escasas, se convierten en un auténtico lodazal imposible de atravesar. Otros miles de personas en lugar de viajar, usan a diario productos de belleza que contienen los minerales extraídos del Mar...
Actualmente, distintas organizaciones internacionales y ecologistas, así como las autoridades israelíes, jordanas, sirias y palestinas, están analizando la viabilidad de distintos proyectos para evitar que el Mar Muerto se muera del todo y para siempre.

Un poco de geografía: el Mar MuertoSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: