13 abril 2008

Un sueño para todas las noches


Pequeño Tang está acostado sobre su esterilla. En la habitación arden tres bastones de incienso. No duerme. Pequeño Tang está muy triste porque no sabe soñar.
Un guardia vestido de plumas y de hojas le dice: – Buenos días, pequeño Tang, ¿quieres andar hasta el final de la Gran Muralla?
– Sí –responde pequeño Tang–, pero esta muralla es muy larga. ¿Qué encontraré al final?
– Al final de la Gran Muralla, encontrarás tu sueño para todas las noches. Pero para ello tienes que aprender las palabras secretas del sueño.
– ¿Cuál es la primera palabra? –se impacienta pequeño Tang–. Un sueño para todas las noches, ¡qué maravilla!

Buscad este libro en las bibliotecas públicas, pedidlo en las librerías, buscadlo en la casa de vuestros amigos, en cualquier sitio porque es un libro que no olvidaréis nunca. ¡Y aprenderéis a hablar chino junto con el pequeño Tang!
Es de la Editorial Lumen. La autora es Lisa Bresner y las ilustraciones de Frédérik Mansot.
Bellísimo.

Un sueño para todas las nochesSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: