27 marzo 2008

Cerebros y cerebros (1)

Bueno, a muchos os gustaría ser superdotados. A muchos padres les gustaría que sus hijos tuvieran un cerebro privilegiado.
Pero antes deberíamos saber qué es y cómo funciona nuestro cerebro, que es el encargado de hacer que funcionemos como seres humanos pensantes. Al fin y al cabo los seres humanos nos distinguimos de otras especies animales por la forma de nuestro cerebro y por la forma en que funciona. Pero los animales también tienen cerebro, o al menos algún tipo de sistema nervioso. Más grande, más pequeño, más complejo o menos complejo.
Lo que principalmente distingue a nuestro cerebro, aparte de su forma característica, es que nos permite tener algo de lo que los animales carecen: la conciencia. Nosotros somos concientes de nosostros mismos pero sobre todo somos concinentes de todo lo que hay y ocurre en nuestro entorno. Nos damos cuenta de dónde estamos, somos capaces de reconocer lo que sentimos y pensamos, y traducirlo en palabras, acciones y gestos. Los animales también "se dan cuenta" de ciertas cosas e incluso se comunican entre sí, lo que quiere decir que, de alguna manera también "piensan" y sienten, pero carecen de la capacidad de elaborar estrategias más allá de las que les dictan sus instintos. Los animales normalmente no pueden evitar dejarse llevar por sus instintos.
Los hombres también tenemos instintos, pero en nuestro caso los denominamos pulsiones. Hay una diferencia entre el puro instinto que guía la conducta de los animales y las pulsiones humanas. El hombre tiene la capacidad de no dejarse llevar por sus pulsiones. Puede ponerse a pensar antes de actuar o reaccionar. El animal en cambio no puede optar. Son sus instintos los que determinan su conducta.
En cuanto al cerebro humano, éste es un órgano verdaderamente complejo. Hay cosas de él que aun desconocemos. Pero sabemos otras. Lo más llamativo es su funcionamiento.
A primera vista lo que vemos es una masa blanda y compacta, pero en su interior hay millones de células, las neuronas, que solo pueden verse mediante microscopios.
Las neuronas se comunican entre ellas a través de sus ramificaciones de dos formas: por impulsos eléctricos y mediante el intercambio de sustancias químicas que llamamos neurotransmisores. Hay muchos tipos de neurotransmisores que cumplen funciones distintas. Tanto los impulsos eléctricos como los neurotransmisores lo que hacen es transportar información que el cerebro deberá procesar. El resultado del procesamiento es nuestro pensamiento, nuestros sentimientos, nuestros sueños, nuestra habla, y nuestras reacciones y acciones voluntarias e involuntarias. El cerebro está asímismo conectado y recorre todo nuestro organismo a través de las redes nerviosas que llegan hasta las punta de los dedos de los pies. Todo nuestro organismo está, pues, bien informado gracias al trabajo que tiene lugar en el cerebro.
Que alguien posea un cerebro privilegiado depende, pues, de muchas cosas de las que en otra ocasión hablaremos, después de aprender otro par de asuntos interesantes.
Si quieres ver cómo es el cerebro por dentro, clica aquí. Verás todas las partes del cerebro fotografiadas mediante la técnica llamada TAC (tomografía axial computerizada). No es necesario que te aprendas todos los nombrecitos de memoria. Pero al menos te harás una idea de lo que tenemos dentro, aunque en blanco y negro.

Cerebros y cerebros (1)SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: