29 marzo 2008

Cerebros y cerebros (3): sinapsis

Neuronas

Imagínate las ramas de un frondoso bosque de árboles pelados en pleno invierno.
Si miras dentro del cerebro con una lente de aumento lo suficientemente potente, verás eso: un montón de ramas más delgadas y más gruesas que parten de las pequeñas células nerviosas en todas direcciones.

Microscopio

Así vistas, las neuronas parecen miniestrellas con largas ramificaciones que parten de sus puntas. Las ramificaciones delgadas son las dendritas y las gruesas los axones. Las neuronas se comunican entre sí gracias a estas ramificaciones. Justo al final del axón se acumulan los neurotransmisores. La neurona receptora que va a recibir la información de otra neurona tiene para ello en la membrana que recubre sus ramificaciones, pequeñas aberturas por las que pasarán los neurotransmisores. Esas aberturas son los receptores. Estos receptores también tienen un sistema de compuertas que se cierran cuando la neurona no quiere que pasen las moléculas de un neurotransmisor.

Sinapsis

Lo más interesante de este sistema de comunicación que tiene lugar en nuestras cabezas es justamente su complejidad. Porque se cree que hay más de 50 tipos diferentes de neurotransmisores, y también hay tipos distintos de neuronas, a lo que hay que añadir todo lo que cada neurona tiene dentro. Piensa, además, que las neuronas envían señales a muchas otras neuronas a la vez, simultáneamente y a una velocidad de vértigo. Como cualquier otra célula de nuestro organismo, las células nerviosas tienen dentro un sinfín de otras cosas, cada una con una función distinta. También las membranas que recubren las células nerviosas y sus ramificaciones cumplen un papel importante.
En cualquier caso, nadie podría explicar aun el significado de todo lo que ocurre en el plazo de un segundo en el interior de un cerebro: qué es exactamente lo que las neuronas se dicen unas a otras ni por qué.

Cerebros y cerebros (3): sinapsisSocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: