03 enero 2008

¿Y los ciegos qué ven?

Foto: cazucito (Flickr)


Según cuenta en su libro Siete noches el famoso escritor argentino Jorge Luis Borges, en contra de lo que popularmente se cree, los ciegos no ven todo negro. Muy por el contrario, a veces emergen colores, y uno de los colores que los ciegos no ven es precisamente el negro absoluto del que sí disfrutamos los videntes. Borges fue perdiendo la vista progresivamente. Antes de perderla, cuando dormía, podía disfrutar de una oscuridad total. Mas a medida que la iba perdiendo, su mundo de sueños se pobló de neblina, lo que le resultaba muy molesto hasta que se acostumbró. Cuando no dormía, gracias a que conservaba algo de visión en uno de los ojos, todavía podía ver algunos colores: el amarillo, por ejemplo, nunca lo perdió, el rojo lo veía "como un vago marrón", el azul a veces lo veía como verde y el verde como azul... El blanco no lo veía o se le confundía con un gris...
En cualquier caso, él cree que el ser ciego no es tan dramático. A él le sirvió para recuperar el mundo de los sonidos o para profundizar en él. La poesía, dice, para algunos, antes que una sucesión de imágenes es sonido. También pensó que habiendo perdido el mundo de las apariencias debía crear otra cosa, y decidió dedicarse a la enseñanza. Reunió un grupo de alumnas de su curso (Borges había sido profesor de literatura antes de ser nombrado Director de la Biblioteca Nacional: siempre aprobaba a sus alumnas ¡a menos que éstas le pidieran que no lo hiciera!) y se puso a enseñarles literatura inglesa, y el inglés, desde sus orígenes, es decir, el anglosajón. Más tarde se dedicó al estudio de la literatura escandinava: las eddas y las sagas, y escribió un libro titulado Antiguas literaturas germánicas, y muchos poemas basados en esos temas. Para él la ceguera se convirtió pues en un modo de vida más que en una desgracia...

¿Y los ciegos qué ven?SocialTwist Tell-a-Friend

0 Deja un comentario: