18 diciembre 2007

Constrúyase un iglú estas Navidades

Iglú

Diréis que estoy obsesionada con el frío y los hielos, Laponia y los lapones, Alaska, Finlandia, Papá Noel, los Reyes Magos, y las Navidades, y no os equivocaréis del todo. Un poco lo estoy..
Desde siempre me ha gustado el invierno, y durante un tiempo no solo pensaba en irme a vivir a Groenlandia, sino también en recorrer las nieves más o menos eternas con el Transiberiano, ese tren de mucho lujo que os cruza por la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (antigua URSS), hoy Rusia, Siberia... y/o construirme un iglú en el Polo Norte para encender una hoguera dentro y meterme en un saco de dormir entre los osos. Cosas de una.
Pero lo que también es cierto es que vosotros os podéis construir un iglú por aquí muy cerca... El asunto es cómo construir vuestro iglú, que no se puede hacer de cualquier manera. He recopilado información para que lo hagáis bien y os diré luego dónde lo podéis hacer.

He aquí la receta:

Construcción de un iglú
1) Consideraciones generales
- No se puede construir un iglú si la temperatura exterior es de 0ºC o superior.
- Para construir un iglú se requieren al menos dos personas: una que se encuentre en el interior apuntalando los bloques de nieve y otra que los corte.
- Para que no se rompan los bloques de nieve deben cortarse cerca del lugar de construcción.
- Para que no se rompan los bloques de nieve deben cortarse cerca del lugar de construcción.
- Los bloques se cortarán en una única capa, a fin de evitar que una vez superpuestos caigan entre los estratos.
- Al cortar los bloques, han de alisarse con un cuchillo o un machete los cantos y los bordes de unión, de modo que el conjunto adquiera una forma troncocónica.
- Si se observan desviaciones en la estructura a medida que va subiendo el iglú, se deben corregir con el cuchillo de nieve.
- Las filas superiores de bloques de nieve han de ser más delgadas que las inferiores, para evitar un desprendimiento de la bóveda a causa del peso.
- El acceso al iglú debe estar siempre protegido por una galería baja y estrecha.
- Se ha de aislar internamente el techo del iglú, ya que una pequeña rotura o la condensación del vapor de agua podría suponer el desplome de la bóveda.
- En el interior de un iglú se puede encender fuego. Mientras esté encendido, los bloques de nieve se condensarán ligeramente y quedarán aplastados unos con otros. Cuando el fuego se apague, los bloques de hielo se solidificarán.

2) Material necesario
Un par de palas
Un par de sierras de carpintero con hoja de 30 cm. de larga
Un plástico para el suelo de 2 m. de diámetro

3) Procedimiento
Buscar un sitio plano, en medio de un campo de nieve, donde haréis el iglú. Y elegir cerca una zona donde la nieve esté dura, compactada o helada donde haréis la "cantera". Si la nieve no es bastante compacta, será necesario irla pisando y prensando antes de cortar los bloques.
Cortar los bloques de 30 x 30 x 40 cm. aproximadamente, todos bien uniformes. Con la sierra se cortan los cuatro lados y la base, y con la pala, de un golpe seco por debajo de la base, se arranca el bloque.
Dibujar en el suelo el círculo que será la base del iglú, el diámetro del cual ha de ser igual a la altura de una persona más un palmo y medio (¿?), de esta manera saldrá un iglú para cuatro plazas.

La primera vuelta es la más importante, ha de estar bien dibujada, bien redonda, y ha de tener forma de cuña, empezando desde cero, y se irá aumentando progresivamente la altura de la fila hasta llegar, al cerrar la vuelta, a la altura de los bloques que iréis cerrando. De esta manera, al seguir poniendo bloques, iréis siguiendo una fila única que se irá cerrando en una espiral. Para su construcción hace falta que una persona se quede dentro y los otros vayan cortando bloques y dándoselos desde fuera.

A partir de la segunda vuelta ir poniendo los bloques cada vez más hacia dentro, de forma que se vaya formando la cúpula esférica. La persona de dentro va colocando los bloques y los de fuera irán ajustando las oberturas con un pegote de nieve, a modo de cemento, así el fenómeno de rehielo va dando cohesión a la obra.

A partir de la tercera vuelta hay que hacer los bloques un poco piramidales, de forma que a cada vuelta la base de los bloques este más inclinada hacia dentro. Esto lo consigue el que está dentro haciendo retoques con una sierra y ajustando un bloque con el otro.
Cuando la inclinación es bastante grande como para que no se aguanten los bloques por sí solos, hay que ir trabajando aguantando el último con una mano mientras se pone el nuevo. Únicamente hay que aguantar el último, ya que por efecto del propio peso se traban unos a otros haciendo efecto de cáscara de huevo. Ir cerrando las vueltas hasta que lleguéis a completar la cúpula, la cual cerraréis con una llave: un bloque hecho y ajustado a la medida del agujero del techo.

Una vez acabado el iglú, desde dentro, abriréis la puerta con la sierra. Tened cuidado en no hacerla muy grande para que no entre demasiado aire frío. La forma correcta sería la del esquema, haciendo la salida en forma de túnel por debajo del iglú evitando así la entrada de viento y frío.

Pulir el interior con una pala, matando los ángulos que sobresalgan de los bloques, procurando dejar la pared lisa y pulida por la que puedan resbalar las posibles gotas que se formen, si el interior del iglú se calienta mucho, sin hacer goteras.

Para acabar de rematar bien, haced un pequeño túnel adosado a la puerta que evite que el viento meta nieve dentro.
Un plástico puesto en el suelo y encima suyo los aislantes térmicos lo harán bastante confortable.

Si cocináis dentro del iglú haced un pequeño agujero en el techo con el fin de que salga el aire caliente y no funda la nieve, lo que provocaría goteras.
En el momento de ir a dormir, las mochilas, puestas tapando la abertura, harán de puerta.

Mis fuentes: reportajes con fotos www.nevasport.com y a www.ser-aventurero.com.

Dónde construir tu iglú:
El hotel Pinares de Urbión (Soria) organiza paseos al pico de Santa Inés con el objetivo de realizar un refugio en la nieve. Estas excursiones, pensadas para los más pequeños, comienzan con un paseo, de dificultad baja, por la montaña, donde se podrán contemplar unas espectaculares vistas de toda la zona. Una vez en el Pico, cada niño coge una pala y escucha atentamente las instrucciones de un guía para poder cavar en la nieve y empezar así a realizar un iglú para refugiarse de la nieve. En aproximadamente una hora los niños tendrán lista su casita y podrán jugar a ser unos esquimales en plena Sierra de Soria. Apetecible, ¿no? Vosotros ya váis con mucha ventaja porque sabéis cómo funciona...

Constrúyase un iglú estas NavidadesSocialTwist Tell-a-Friend

2 Deja un comentario:

Toni dijo...

Aqui pueden ver un video de como construir un iglu:
http://www.youtube.com/watch?v=nMd1KZREk9o

lk dijo...

muchas gracias, toni!